Formación Programada para las empresas

 

¿Qué es la formación programada o bonificada?

El nuevo sistema de formación continua facilita a las pequeñas y medianas empresas desarrollar planes de formación basados en un sistema de descuentos a partir de las cuotas de la seguridad social.

  

Crédito disponible

Esta bonificación es posible gracias al nuevo modelo de formación contínua (Real Decreto 395/2.007), por el cual, todas las empresas privadas disponen de una cantidad mínima de 420€ anuales para la formación de sus trabajadores. Dicha cantidad denominada "crédito formativo", puede ser superior en función de las siguientes variables:

  • Número de trabajadores contratados en régimen general pode la empresa durante el año anterior.
  • Cuota de formación profesional abonada por la empresa por cada trabajador a la seguridad social durante el ejercicio anterior.

 

¿Quién puede realizar esta formación?

  • Cualquier empresa o agrupación de empresas puede acceder a los planes de bonificación contratando a ActiFormación
  • Los destinatarios finales de la formación han de ser trabajadores asalariados que coticen a la seguridad social en concepto de formación profesional.
  • La empresa debe estar al corriente de pago de la Seguridad Social y Hacienda

¿Qué cursos tienen la opción de bonificación?

  • Las modalidades de formación pueden ser presenciales o teleformación. También los denominados Mixtos, una parte presencial y una parte online
  • No es obligatorio disponer de un mínimo de alumnos pueden ser cursos desde 1 hasta 25 participantes por grupo.
  • Organización a demanda de la empresa, pueden ser individuales o en grupo, impartidos por una entidad organizadora acreditada como ActiFormación.
  • El listado de participantes deberá comunicarse antes del comienzo de la correspondiente acción formativa o grupo.

 

¿Cómo se aplican las bonificaciones?

Los costes sufragados por las empresas para la formación de sus trabajadores se bonifican en las cuotas a la Seguridad Social. En este sentido, el crédito para formación continua para cada empresa actúa como límite de las bonificaciones a efectuar con cargo a las cotizaciones a la Seguridad Social.

Nota importante:

  • Las empresas, incluso en el supuesto de agrupación de éstas, son las únicas responsables de las bonificaciones establecidas en sus boletines de cotización.
  • Las empresas autorizadas a transmitir la relación nominal de trabajadores TC-2 mediante el sistema RED, reflejaran el importe de estas bonificaciones en los documentos de cotización como cualquier otro beneficio a cargo del Servicio Público de Empleo Estatal (INEM).
  • El resto de las empresas (TC-2 normalizado) deben realizar una declaración complementaria (exclusivamente a través del TC-1) que comprenderá únicamente el importe de las bonificaciones a que tengan derecho por este concepto (casilla 601), y que será tramitada conforme al procedimiento establecido para los saldos acreedores.